Dieta détox y ayunos prolongados, enemigos de la salud hepática

Llevar una dieta sana y equilibrada está más de moda que nunca y, además es clave para tener una buena salud. No obstante, hay muchas dudas sobre lo que se considera sano o dónde está el equilibrio en cuanto a las raciones que tomamos de cada alimento. Si al desconocimiento sumamos una enfermedad hepática inflamatoria y autoinmune como la colangitis biliar primaria (CBP), la colangitis esclerosante primaria (CEP) o la hepatitis autoinmune (Hai), saber alimentarse correctamente es indispensable.
La Asociación para la Lucha contra las Enfermedades Biliares Inflamatorias (Albi-España) ha desarrollado una serie de webinars que darán claves para llevar una vida saludable. También, diferentes especialistas ofrecerán información sobre patologías hepáticas poco frecuentes como la CBP, la CEP o la HAi.
Las llamadas dietas détox se han hecho muy populares en los últimos años, junto con la práctica de ayunos prolongados. La falsa creencia de que esto mejora nuestra salud y logra que nuestro cuerpo trabaje de una manera más natural ha hecho mella en la sociedad. Marina Reina, dietista nutricionista del Centro de nutrición y deporte Hoy Empiezo, considera que  “la dieta détox es un concepto que deberíamos desechar porque nuestro cuerpo ya tiene mecanismos para detoxificarnos. Cuanto menor sea la cantidad de cosas perjudiciales en nuestra dieta, más fácil será para el organismo limpiarse y hacer esa detoxificación natural”.
La cuestión está en que el hígado no se sobresature de azúcares, grasas insanas y harinas refinadas, ya que su consumo en exceso no es saludable ni siquiera para sujetos sanos. Además, es importante evitar también el consumo de concentrados de productos naturales de venta en herbolarios. “Hay que tener cuidado y consumir estos productos solo en su presentación natural y en pequeña cantidad”, destaca Reina.
La dieta aliada de la salud hepática
Marina Reina ha querido destacar el papel de algunos alimentos que pueden servir de aliados: “las legumbres son una proteína vegetal de calidad y, al contrario de las proteínas animales, no tiene apenas grasas, lo que facilita su digestión; además, a nivel intestinal es muy saludable por las sustancias que contiene, como la rafinosa y la estaquiosa”. Sin olvidar los alimentos con propiedades antioxidantes y los alimentos ricos en fibra como, por ejemplo, la avena, los espárragos, los puerros o la cebolla, juegan también un papel vital para el funcionamiento normal del intestino.
 Seguiremos informando…


Source link