Sánchez, “por pelotas”, prevé aprobar el estado de alarma para Madrid

En un ejercicio de soberbia propio de él (“pero ¿de quién depende la Fiscalía?”, llegó a decir sin ruborizarse), el jefe del Ejecutivo, que cuando le interesa defiende que “hay que dejar actuar a los jueces”, podría saltarse a la torera la decisión de los tribunales e imponer el estado de alarma en Madrid. Y ello, pese a que Ayuso dijera que iba a aplicar medidas “sensatas, justas y ponderadas” coordinadas con el Gobierno. Pero, lo que está en juego es conseguir como sea el gobierno de Madrid.
Sánchez aplica la máxima de su jefe de Gabinete, Iván Redondo: Si te marcan un gol, marca tú otro. Puro contraataque en un escenario en el que de lo que se trata es de evitar muertes y ruina económica. Pero, no conforme con eso, el presidente ha retado a Ayuso a contestarle antes del consejo de ministros si acepta las condiciones del Ejecutivo o no para llevar a cabo sus planes, condiciones que no se sabe bajo qué criterios se imponen, teniendo en cuenta que el propio Gobierno reconoció que nunca existió comité de expertos alguno. Es decir, o Ayuso dicta una orden a la medida de lo que le dicte Sánchez, o éste impone el estado de alarma. Un “chantaje” en toda regla, según interpretan en la Puerta del Sol, donde se trabaja a destajo para evitar la medida y llegar a un acuerdo con Moncloa.
A Sánchez le salió mal la estrategia de presión para que fuera Ayuso la que cargara con la decisión de cerrar Madrid y mandó a su lugarteniente Illa a confinar más de una decena de municipios, con la ciudad de Madrid a la cabeza. Ahora, “por sus pelotas”, hay que imponer el estado de alarma, una decisión demasiado arriesgada. No podemos estar todo el día cuestionando las decisiones judiciales: con la decisión sobre la posible imputación de Iglesias y ahora con esto”, afirman fuentes socialistas parlamentarias, que esperan que el presidente recapacite para no dañar más la imagen del Ejecutivo, que esta semana ha quedado por los suelos. “Como los jueces no les dan la razón, estado de alarma. No se ha visto un arrebato de autoritarismo mayor en mucho tiempo. El Gobierno debería negociar con la Comunidad y ambos ponerse de acuerdo de una vez por todas. Es vergonzoso este espectáculo, por no decir, irresponsable hasta el límite. Estamos hablando de muertes y ruina económica”, aseguran representantes del sector médico, extenuados.
LAS SENTENCIAS JUDICIALES ESTÁN PARA SER ACATADAS. Y, ¿SI SON INJUSTAS? DEBEN SER ACATADAS…
El consejo de ministros extraordinario prevé aprobar el estado de alarma para Madrid durante 15 días, a los que hay que sumar los del último confinamiento. En caso de que la medida se aplique, cinco millones de personas podrían ver afectada su movilidad. A día de hoy, los madrileños no saben si pueden ir a trabajar o no, si pueden abrir sus negocios o no. La Policía municipal desconoce si tiene que multar o no a aquellos que salgan, los bares y restaurantes si pueden dar cenas tempranas o no… El caos es de una gravedad extraordinaria. “No solucionan ni los contagios, ni la ruina económica. Ya no aguantamos más”, afirman miembros del sector de la restauración.
“Si Sánchez declara el estado de alarma estaría faltando a su palabra”, ha declarado el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. Pero ¿alguien ha dicho alguna vez que Sánchez tiene palabra? Bueno, sí la hemeroteca, que demuestra que tiene una… y su contraria.
Seguiremos Informando…


Source link